3 sept. 2011

La Planta Centrifugadora de Rosario Oeste

Con la llegada de las locomotoras General Electric Cooper a fines de los 40 e inicios de los 50 se inició la era de la dieselización en el Ferrocarril Belgrano, lo que significó, luego de atravesar un período de capacitación y adaptación para el personal que las manejaría y atendería, la construcción de ciertas instalaciones específicas para atender el nuevo aporte tecnológico. Una de esas instalaciones sería la que, con el transcurso de los años se denominó “Estación de servicio”, cuya función era abastecer de gas-oil, aceite y arena a la máquina.

Vista general, a la izquierda la planta centrifugadora.


El Belgrano contaba en Rosario con dos playas de maniobras, cada una con un depósito de locomotoras que atendía los dos tipos de tracción, aunque Sorrento se concentraba en las diesel y Triángulo en las vaporeras. Las locomotoras de los trenes de pasajeros pasantes debían tomar gas-oil en Rosario o efectuar cambio de máquina, lo que seguramente impulsó la idea de construir en Rosario Oeste una instalación destinada a ese fin, y evitarle mayores demoras a aquellos trenes.


Edificio principal de la planta y surtidor de vía 2ª.


Es así que a principios de los años 60 fue construida la “Planta centrifugadora de combustible”, dentro de la playa de la estación Rosario Oeste. Su función no solo era la de reabastecer de combustible a las locomotoras de los trenes de pasajeros pasantes, sino que también filtraba el gas-oil através de un proceso de centrifugado.

Esquema general de la planta.



Digamos que el gas-oil que se utilizaba en el ferrocarril Belgrano en Rosario, Santa Fe, Boulogne y Pergamino (no recuerdo si también Tapiales) se transportaba en vagones tanque desde la destilería de Y.P.F. (otra empresa estatal) ubicada en San Lorenzo hasta Sorrento con un tren de maniobras, en la última época el 6503/04 diario entre Sorrento y Pino San Lorenzo, que también operaba en T.C.F.L. Beltran.


Surtidor de vía 1ª lado norte.

Tanque de combustible elevado.


Una vez llegados los tanques a Sorrento eran encaminados a sus respectivos destinos con los trenes correspondientes, y el tanque a Rosario Oeste –aproximadamente un tanque cada dos días- se enviaba con algún remolque especial. Una vez llegado se lo colocaba en el desvío de la planta de combustible -una vía que salía de la vía 6ª de playa- acomodándolo de tal forma que la boca de descarga lateral del tanque se aproxime a la boca de entrada de la cañería de descarga. Una vez descargado el gas-oil en una de las cisternas se lo bombeaba y procesaba con una de las dos máquinas centrifugadoras ubicadas en la sala de máquinas: estas bombas tenían la forma aproximada de un termotanque de la altura de una persona y, en funcionamiento,  producían un ruido ensordecedor, imposibilitando cualquier tipo de conversación que tratara de mantenerse.


Cambio sobre vía 6ª, la antigua traza de la C.G.B.A.: derecho hacia la vía tope, a la derecha hacia la planta centrifugadora, más a la derecha a la vía 5ª.

Maniobras con un tanque desde la vía 6ª a la planta, a principios de los 90.


El gas-oil ya procesado era distribuido entre los diversos tanques que se encontraban elevados por encima del edificio, soportados por una estructura de hierro; hoy en este lugar se encuentra un solo gran tanque. Una parte del gas-oil tratado quedaba en la planta, con el resto se cargaba un vagón tanque y se lo despachaba con destino Sorrento, pero no se hacia lo mismo con Triángulo: este depósito había quedado concentrado en el realistamiento de locomotoras a vapor y ya se había desmantelado la estructura para la provisión de combustible a las maquinas diésel las cuales eran enviadas a Rosario Oeste para su reaprovisionamiento.


Enterrada a la izquiera de los barrilones está la vía de carga y descarga de tanques.


Para el suministro de gas-oil se disponía de dos surtidores del lado norte, próximos a la calle Mendoza, uno atendiendo la vía 1ª y el otro la 2ª. Al poco tiempo se agregaron otros dos del lado sur, próximos a la calle Montevideo y atendiendo también a vía 1ª y 2ª: hoy sobreviven solamente los dos del lado norte.


Tope.


Estas operaciones se mantuvieron hasta la desaparición de los trenes interurbanos de pasajeros en 1993.


Restos del surtidor de carga de tanques.

Válvula de gas-oil.

Aproximadamente en el año 92 o 93, y por unos meses, la planta vivió un período de inusitada actividad al disponerse el traslado de la Estación de servicio del viejo Depósito Sorrento a esta planta, lo que obligaba a que toda locomotora que llegara a Sorrento debía circular liviana 3 km hasta Rosario Oeste para ser realistada. A pesar de la gran cantidad de personal que ya había quedado cesante, por retiro voluntario o despidos compulsivos, en aquel momento todavía se mantenía la estación, cabín y barreras habilitados las 24 horas.


Estación de servicio Sorrento a fines de los 90.



Por esta época se produce la privatización de Y.P.F. y el Belgrano cambió su modalidad de compra de combustible, siendo ahora entregado en camiones cisterna ya filtrado y en condiciones de uso directamente en la Estación de servicio. Es probable que por esta época se reemplazaran los tanques superiores por el tanque único que luce la planta hoy, mas práctico para esta operación debido a su enorme capacidad. El combustible era descargado del camión a las cisternas de la planta y luego bombeado a los tanques superiores.



Restos de la base de cemento del surtidor de vía 1ª lado sur.



Al desaparecer los trenes de pasajeros y quedar cesante más personal (1993) ya fue imposible mantener las instalaciones permanentemente habilitadas para la circulación de las locomotoras entre Sorrento y Rosario Oeste, por lo que se dispone regresar la Estación de servicio al viejo Depósito Sorrento y dar por terminada esta, ya de por sí bastante bizarra, operación





Surtidor de vía 2ª lado norte en 2011. Originalmente los surtidores tenían un farol eléctrico en la parte superior.



Parte trasera del surtidor de vía 1ª lado norte en 2011.





Ciertos elementos de la planta continuaron en funcionamiento, ahora atendidos por personal destacado especialmente desde Sorrento: se recibían los camiones tanque con combustible para almacenar en el tanque elevado de la planta, para luego abastecer los tanques con destino a Pergamino, Retiro o Sorrento. La operación continuó hasta 1999/2000, período en que el movimiento del Belgrano y su capacidad operativa languidecía.

En 2011 el edificio oficia de vivienda, lo que salvó al prédio de la depredación incontrolada de que fue objeto, por ejemplo, el cercano depósito Triángulo.





Surtidores lado norte, unicos sobrevivientes.




Alberto Dieguez
Jefe de División
Administradora de Recursos Humanos Ferroviarios
Secretario de Hacienda y Delegado a Asambleas
Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles Argentinos, Administración General de Puertos y Puertos Argentinos
Seccional Rosario
© 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada